Entretenimiento, salud y cultura | Negotiu

Gripe porcina, todo sobre la gripe porcina

Articulo del 28 abril , 2009





La gripe porcina

Toda la informacion sobre la gripe porcina.

Gripe porcina, todo sobre la gripe porcina

Gripe porcina, todo sobre la gripe porcina

[dm]27[/dm]

El brote de gripe porcina que afecta a la capital mexicana ha matado ya a más de 120 personas y afecta ya a otro millar. La Organización Mundial de la Salud ha preparado un documento con las preguntas más frecuentes sobre la enfermedad.

- ¿Qué es la gripe porcina?

Se trata de una enfermedad respiratoria altamente contagiosa que afecta a los cerdos, ocasionada por uno de los virus A de la gripe porcina. Su morbilidad suele ser alta y su mortalidad baja (1-4%). El virus se contagia entre los cerdos por aerosol y mediante contacto directo e indirecto. Los virus más frecuentes son del tipo H1N1, aunque también circulan entre los cerdos otros virus, como el H1N2, H3N2 y H3N1. Los brotes entre los cerdos se producen con frecuencia, fundamentalmente en otoño e invierno.

- ¿Cómo afecta a la salud humana?

Ocasionalmente se ha informado de brotes e infecciones esporádicas de gripe porcina en humanos. Generalmente, los síntomas clínicos son similares a la gripe común, pero su presentación clínica es muy amplia, desde una infección asintomática a una severa pulmonía que acabe en la muerte.

Como la clásica presentación clínica de la gripe porcina en humanos se parece a la gripe común (fiebre, tos, cefaleas…) y otras infecciones agudas del tracto respiratorio, la mayoría de los casos han sido detectados por casualidad, mediante el sistema de vigilancia de la gripe común. Los casos leves o asintomáticos pueden haber escapado a la detección, de modo que se desconoce el alcance real de esta enfermedad entre humanos.

- ¿Cómo se produce el contagio?

Normalmente la gente se contagia a través de cerdos enfermos, aunque algunos casos humanos se han producido sin contacto con estos animales. La transmisión entre humanos se ha producido en algunos casos, pero ha estado limitado a contactos muy cercanos y grupos cerrados de gente.

- ¿Es seguro comer cerdo y productos porcinos?

SÍ. La gripe porcina no se contagia a la gente mediante el consumo de carne de cerdo adecuadamente procesada o preparada o a través de otros productos derivados del cerdo. El virus de la gripe porcina es eliminado al cocinar a temperaturas de 70º C.

- ¿Existe riesgo de una pandemia?

Es probable que la mayoría de la gente, sobre todo aquellos que no tienen contacto regular con cerdos, no tengan inmunidad a los virus de la gripe porcina que pueden evitar la infección de este virus. Si un virus de la gripe porcina lograse contagiarse eficazmente entre humanos, podría causar una pandemia (epidemia mundial).

El impacto de una pandemia ocasionada por este tipo de virus es difícil de predecir: depende de la virulencia del virus, la inmunidad existente entre la gente, la protección cruzada que pudiesen conferir los anticuerpos de la gripe común. Los virus de la gripe porcina pueden dar lugar a un virus híbrido mezclándose con un virus de la gripe humana y causando una pandemia.

- ¿Hay una vacuna humana para proteger de la gripe porcina?

No. Los virus de la gripe cambian muy rápidamente y la coincidencia entre la vacuna y los virus circulantes es muy importante para dar una adecuada inmunidad a la gente vacunada. Por eso la OMS necesita seleccionar virus dos veces al año para la vacuna de la gripe común.

La actual vacuna antigripal producida bajo las recomendaciones de la OMS no contiene virus de la gripe porcina. No se sabe si las vacunas de la gripe pueden proporcionar una protección cruzada frente al actual brote de gripe porcina en EEUU y México. La OMS está trabajando de cerca con otras instituciones para un nuevo aviso sobre el empleo de la vacuna de la gripe común para prevenir la infección de la gripe porcina.

- ¿Existe tratamiento para la gripe porcina?

Los fármacos antivirales para la gripe común están disponibles en algunos países y previenen y tratan la enfermedad de manera eficaz. Hay dos clases de estos fármacos: los adamantanes (amantadina y remantadina) y los inhibidores de la neuraminidasa (oseltamivir y zanamivir).

La mayoría de los casos previos de gripe porcina se recuperaron totalmente de la enfermedad sin necesitar atención médica ni fármacos antivirales.

Algunos virus influenza desarrollan resistencias a los antivirales, limitando la eficacia de la profilaxis y tratamiento. Los virus obtenidos de los recientes casos humanos en EEUU respondieron a oseltamivir y zanamivir, pero eran resistentes a amantadine y remantadine.

La información es insuficiente para hacer recomendaciones sobre el empleo de antivirales en la prevención y tratamiento de la infección por gripe porcina. Los médicos tienen que tomar decisiones basándose en las evaluaciones clínicas y epidemiológicas y en el balance daños/beneficios del tratamiento al paciente. Para el actual brote en EEUU y México, las autoridades nacionales y locales recomiendan usar oselatmivir o zanamivir para el tratamiento y prevención de la enfermedad basándose en el perfil de susceptibilidad del virus.

Recomendaciones para evitar el contagio de la gripe común

Estas son unas recomendaciones básicas para evitar el contagio de la gripe común, facilitadas por el departamento de salud mexicano.

* Mantenerse alejados de las personas que tengan infección respiratoria
* No saludar con besos ni dando la mano
* No compartir alimentos, vasos o cubiertos
* Ventilar y permitir la entrada del sol en la casa, las oficinas y en todos los lugares cerrados
* Mantener limpias las cubiertas de cocina y baño, utensilios, así como juguetes, teléfonos u objetos de uso común
En caso de presentar un cuadro de fiebre alta de manera repentina, tos, dolor de cabeza, muscular y de articulaciones, se deberá de acudir de inmediato a su médico o a su unidad de salud
* Abrigarse y evitar cambios bruscos de temperatura
* Comer frutas y verduras ricas en vitaminas A y C (zanahoria, papaya, guayaba, naranja, mandarina, lima, limón y piña)
* Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón
* Evitar exposición a contaminantes ambientales
* No fumar en lugares cerrados ni cerca de niños, ancianos o enfermos
* Acudir al médico inmediatamente si se presentan los síntomas

 

La influenza porcina y usted (gripe porcina)

¿Qué es la influenza porcina?
La influenza porcina (gripe porcina) es un tipo de influenza que afecta por lo general a los cerdos. En ocasiones, las personas se enferman de influenza porcina. Antes de este reciente brote de influenza porcina, la mayoría de las personas que se enfermaban con este virus generalmente habían tenido contacto cercano con los cerdos. Hay ocasiones en las que una persona con influenza porcina puede transmitirla a alguien más.

¿Hay personas en los EE. UU. que tienen la influenza porcina?
A finales de marzo y principios de abril del 2099, se informó de casos de influenza porcina en personas en los EE. UU. y a nivel internacional. El subtipo específico de la influenza porcina es la influenza tipo A (H1N1). Los CDC y las agencias de salud estatales y locales están trabajando conjuntamente en la investigación de esta situación.

¿Este virus de la influenza porcina se contagia fácilmente?
En la actualidad, el virus de la influenza porcina se está transmitiendo de persona a persona. En este momento, no se sabe con qué facilidad se transmite este virus de una persona a otra.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la influenza porcina en las personas?
Los síntomas de la influenza porcina son parecidos a los síntomas de la influenza o gripe estacional. Entre ellos se incluyen fiebre, tos, dolor de cabeza, dolor del cuerpo, dolor de cabeza, escalofríos y cansancio. Algunas personas también pueden tener diarrea y vómito. En años anteriores, algunas personas con la influenza porcina sufrían enfermedades graves (neumonía e insuficiencia respiratoria) o morían. Tal como ocurre con la influencia estacional, la influenza porcina también puede empeorar afecciones médicas existentes.

¿Qué tan grave es la influenza porcina?
Al igual que ocurre con la influenza estacional, la influenza porcina en los seres humanos puede variar de leve a grave. Desde el 2005 hasta febrero del 2009, 12 personas en los EE. UU. contrajeron la influenza porcina. No se reportaron muertes, pero dos personas se enfermaron gravemente. Sin embargo, la influenza porcina puede ser muy grave. En 1988, una mujer embarazada fue hospitalizada en Wisconsin y murió posteriormente debido complicaciones de la influenza porcina. Algunos trabajadores del área de atención médica que cuidaron a esta paciente también resultaron infectados por el virus. Un brote de influenza porcina ocurrido en Nueva Jersey en 1976 enfermó a más de 200 personas y causó la muerte a una persona.

¿Cómo se contrae la influenza porcina?
Usted puede contraer la influenza porcina de dos maneras:

  • Por el contacto con cerdos infectados o con superficies contaminadas con los virus de la influenza porcina.
  • A través del contacto con una persona que tenga influenza porcina. Es probable que la transmisión de la influenza porcina entre las personas ocurra de la misma forma en que se transmite la influenza estacional.
  • Se cree que los nuevos virus de la influenza porcina y los de la influenza estacional se transmiten de persona a persona cuando alguien infectado tose o estornuda.

¿Hay medicamentos para tratar la influenza porcina?
Los CDC recomiendan dos medicamentos antivirales que se expiden con receta médica para tratar o prevenir la influenza porcina. Estos medicamentos son oseltamivir (nombre comercial Tamiflu® o zanamivir (nombre comercial Relenza®). Ambos medicamentos recetados combaten la influenza porcina al evitar que los virus de esta enfermedad se reproduzcan en el cuerpo. Si usted se enferma, estos medicamentos pueden hacer que su enfermedad sea más leve y que usted se sienta mejor en forma más rápida. También pueden ayudar a prevenir que ocurran graves problemas de salud. En relación con el tratamiento, los medicamentos son más eficaces si se inician dentro de los 2 días siguientes a la aparición de la enfermedad.

¿Por cuánto tiempo puede una persona infectada propagar la influenza porcina a otras?

Las personas infectadas por el virus de la influenza porcina pueden transmitir la enfermedad mientras tengan los síntomas (fiebre, tos, dolor de garganta, dolores en el cuerpo, dolor de cabeza, escalofríos y cansancio, y en algunos casos diarrea y vómito) y posiblemente hasta siete días después del inicio de la enfermedad. Los niños, especialmente los más pequeños, podrían ser contagiosos durante periodos más largos.

¿Qué puedo hacer para evitar enfermarme?
En este momento no hay una vacuna contra la influenza porcina. Pero hay medidas que usted puede tomar para ayudar a prevenir la propagación de gérmenes que causan enfermedades respiratorias como la influenza porcina y la influenza estacional. Siga estas medidas a diario para proteger su salud:

  • Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar. Bote el pañuelo desechable a la basura después de usarlo.
  • Lávese las manos a menudo con agua y jabón, especialmente después de toser o estornudar. Los desinfectantes para manos a base de alcohol también son eficaces.
  • Trate de no tocarse los ojos, la nariz ni la boca. Esta es la manera en que se propagan los gérmenes.
  • Trate de evitar el contacto cercano con personas enfermas.
  • Si usted se enferma, los CDC recomiendan que se quede en casa y que no vaya al trabajo o a la escuela. No se acerque mucho a otras personas para evitar contagiarlas.

¿Qué debo hacer si me enfermo?
Comuníquese con su proveedor de atención médica si usted vive en un área donde se hayan identificado casos de infecciones por influenza porcina en personas y se enfermar con síntomas parecidos a los de la influenza (entre ellos, fiebre, dolor del cuerpo, secreciones de la nariz, dolor de garganta, náusea o vómito o diarrea). El proveedor de atención médica decidirá si hace falta realizar pruebas para detectar la influenza o si necesita que le hagan tratamiento.





Si está enfermo, se debe quedar en casa y evitar el contacto con otras personas tanto como sea posible para evitar propagar su enfermedad a otros.

Si se enferma y presenta alguno de los siguientes signos de advertencia, busque atención médica de inmediato.

En los niños,  los principales signos de emergencia que requieren atención médica inmediata son:

  • Respiración agitada o dificultad para respirar.
  • Color azulado en la piel.
  • Que el niño no esté tomando suficientes líquidos.
  • El niño no quiere despertarse ni interactuar con los otros.
  • Que el niño esté tan molesto que no quiera que lo carguen.
  • Los síntomas similares a los de la influenza o gripe mejoran pero luego regresan con fiebre y una tos peor.  
  • Fiebre con sarpullido.

En los adultos,  los principales signos de advertencia que requieren atención médica de emergencia son:

  • Dificultad para respirar o se queda sin aliento.
  • Dolor o presión en el pecho o el abdomen.
  • Mareo repentino.
  • Confusión.
  • Vómitos fuertes o constantes.

¿Me puede dar influenza porcina por comer o cocinar carne de cerdo?

No. La influenza porcina no se encuentra en los alimentos. Usted no puede contraer la influenza porcina por comer carne de cerdo o sus productos derivados. No hay riesgos si se come carne de cerdo y sus derivados que han sido manipulados y cocinados de manera adecuada.

 

La gripe porcina o influenza porcina es una enfermedad infecciosa causada por cualquier virus perteneciente a la familia Orthomyxoviridae y que ha resultado endémica en poblaciones porcinas. Estas cepas virales son conocidas como virus de la influenza porcina o SIV (por las siglas en inglés de «Swine Influenza Viruses») han sido clasificadas en Influenzavirus C ó alguno de los subtipos del género Influenzavirus A (siendo los más conocidos H1N1, H1N2, H3N1 y H3N2).

Las personas que trabajan con aves de corral y con cerdos, especialmente aquellas que se hallan expuestas intensamente a este tipo de animales, tienen mayor riesgo de infección en caso de que éstos porten alguna cepa viral que también sea capaz de infectar a los humanos. Los SVI pueden mutar en un estado que les permite ser contagiados de persona a persona. Se cree que el virus responsable del brote de gripe porcina de 2009 ha sufrido de esta mutación. Los síntomas de la enfermedad son muy parecidos a los de la influenza.

 

Sintomatología de la gripe porcina

Los animales pasan por un cuadro respiratorio caracterizado por tos y frecuencia respiratoria elevada, estornudos, temperatura basal elevada, descargas nasales, letargia, dificultades respiratorias (frecuencia de respiración elevada además de respiración bucal) y apetito reducido. La excreción nasal del virus puede aparecer aproximadamente a las 24 horas de la infección. Las tasas de morbilidad son altas y pueden llegar al 100 por ciento, aunque la mortalidad es bastante baja y la mayoría de cerdos se recuperan tras unos 5 o 7 días tras la aparición de los síntomas. La transmisión de la enfermedad se realiza por contacto a través de secreciones que contengan el virus (a través de la tos o el estornudo, así como por las descargas nasales).

La gripe porcina infecta a muchas personas cada año, y se encuentra típicamente en aquellos que han estado en contacto con cerdos de forma ocupacional, aunque también puede producirse transmisión persona-a-persona. Los síntomas en seres humanos incluyen: fiebre, desorientación, rigidez en las articulaciones, vómitos y pérdida de la conciencia y muchas veces puede terminar en la muerte.

 

Vacunación porcina

Las estrategias de vacunación para el control y prevención de SIV en granjas porcinas incluyen típicamente el uso de 1 de muchas vacunas contra SIV bivalentes disponibles comercialmente en los Estados Unidos. De 97 cepas aisladas recientemente de H3N2, sólo 41 tenían fuertes reacciones serológicas cruzadas con antisuero a 3 de las vacunas comerciales contra SIV. Ya que la capacidad protectora de las vacunas de influenza dependen principalmente de la cercanía y similaridad entre el virus de la vacuna y el virus que causa la epidemia, la presencia de variantes no reactivas de H3N2 SIV sugiere que las vacunas comerciales actuales podrían no proteger efectivamente a los cerdos de infecciones por una gran mayoría de virus H3N2.

 

Virus H5N1 de la gripe porcina

El virus de la gripe aviaria H3N2 es endémico para poblaciones de cerdos en China y se ha detectado también en Vietnam, aumentando las preocupaciones sobre la emergencia de nuevas cepas variantes. Se ha encontrado que los cerdos pueden ser portadores de virus de influenza aviaria y de humanos, los cuales pueden combinarse (p.ej., intercambio de genoma homólogo mediante reordenación genética de sub-unidades) con el virusH5N1, haciendo un traspaso de genes y mutando en una nueva forma que podría transmitirse fácilmente entre humanos.

En agosto de 2004, investigadores chinos hallaron la cepa H5N1 en cerdos. En el 2005 se descubrió que el H5N1 podría infectar hasta la mitad de la población porcina en algunas áreas de Indonesia, aunque sin causar sintomatología.[cita requerida] Chairul Nidom, virólogo del centro de enfermedades tropicales en la Universidad Airlangga enSurabaya, Java Oriental, condujo una investigación independiente; se analizó la sangre de 10 cerdos aparentemente saludables y que se encontraban en granjas porcinas cercanas a Java Occidental donde la gripe aviaria había causado estragos. Cinco de las muestras contenían el virus H5N1. Diversos estudios clínicos realizados por el gobierno de Indonesia han encontrado resultados similares en la región. Pruebas adicionales hechas en 150 porcinos fuera de esa área mostraron ser negativos.

 

Historia de la gripe porcina

Pandemia de 1918

En la primavera de 1918, un virus de gripe aviaria mutó a una variante humana bastante severa causando una pandemia en tan sólo pocos meses. Se creía originalmente que la cepa evolucionó de una mezcla de virus de influenza porcina (al que los humanos son más susceptibles) y de influenza aviar, con las dos cepas combinándose en un cerdo infectado por ambas al mismo tiempo. En análisis posteriores en muestras de tejidos recuperados de ese año revelaron que se trataba de la mutación de un virus de gripe aviaria y no hubo tal combinación con virus de gripe porcina.

 

Brote de 1976 en EE.UU.

El 5 de febrero de 1976, un soldado recluta en Fort Dix manifestó sentirse agotado y débil. Murió al día siguiente y cuatro de sus compañeros tuvieron que ser hospitalizados. Dos semanas luego de su muerte, se anunció por parte de autoridades de salud que la causa de muerte fue debida a un virus de gripe porcina y que esa cepa específica parecía estar estrechamente relacionada con la cepa involucrada en la pandemia de gripe de 1918. El departamento de salud pública decidió tomar medidas para evitar otra pandemia de iguales proporciones, y se le notificó al presidente Gerald Ford que debía hacer que cada ciudadano de los EE.UU. estuviera vacunado contra la enfermedad. Aunque el programa de vacunación estuvo plagado de problemas de relaciones públicas y todo tipo de retrasos, se vacunó aproximadamente un 24% de la población hasta el momento de su cancelación.

Se estima en cerca de 500 casos la aparición de síndrome de Guillain-Barré, causados probablemente por una reacción inmunopatológica a la vacuna y de los cuales 25 terminaron en muerte por complicaciones pulmonares severas. Hasta la fecha, no se han encontrado otras vacunas de influenza vinculadas al síndrome de Guillain-Barré.

 

Brote de 2007 en Filipinas

El 20 de agosto de 2007, se investigó la aparición de gripe porcina en la región de Nueva Ecija y Luzon Central en Filipinas. Se encuentra una tasa de mortalidad menor al 10% para la gripe, si no habían complicaciones como peste porcina. El 27 de julio de 2007, el departamento Nacional de Inspección de Carnes (National Meat Inspection Service o NMIS) de Filipinas, lanzó una “alerta roja” para peste porcina en Metro Manila y otras 5 regiones de Luzon luego de que se dispersara la enfermedad a granjas de cerdos en Bulacan y Pampanga, aún cuando las muestras de los animales se reportaban como negativas para virus de gripe porcina.

Brote de 2009 por H1N1

En abril de 2009 se detectó un brote de gripe porcina en humanos, en México, que causó más de 20 muertes. El 24 de abril de 2009 el gobierno de la ciudad de México y el del Estado de México cerraron temporalmente -con el respaldo de la Secretaría de Educación Pública- las escuelas, desde el nivel pre-escolar hasta el universitario, a fin de evitar que la enfermedad se extienda a un área mayor.

Hasta el momento se desconocen tanto el virus mutante que provocó la aparición de esta enfermedad en los seres humanos, como la vacuna contra la misma.

Hasta el 24 de abril de 2009, se conoce que existen casos confimados en humanos en los estados de San Luis Potosí, Hidalgo, Querétaro y Distrito Federal. En el municipio de Zumpahuacán del Estado de México se han reportado casos, algunos de los cuales han sido caso fatales.También se reportaron casos en Texas y en California, en los Estados Unidos.

Según expertos, como el jefe del Departamento de microbiología del Hospital Mount Sinai de Toronto, el Doctor Donald Low, está por confirmarse la relación entre el virus de la influenza porcina H1N1 y el de los casos confirmados en México.

Se ha recomendado a la población extremar precauciones de higiene: no saludar de beso ni de mano, evitar lugares concurridos (metro, auditorios, escuelas, iglesias, etc.), usar tapabocas, y lavarse las manos constantemente con detergente o desinfectante como hipoclorito de sodio o alcohol. En caso de presentar síntomas de gripe o temperatura elevada, acudir a un hospital lo antes posible. En oficinas, call centers y cibercafés se recomienda limpiar teclados y ratones con alcohol para desinfectar y evitar una posible propagación del virus.

La Secretaría de Salud (México) ha emitido una alerta por el brote en su sitio web.

Se sabe que el virus causante de la gripe porcina no se transmite consumiendo carne de cerdo probablemente infectada, ya que el virus no resiste altas temperaturas como las empleadas para cocinar alimentos.

 

 

COMUNICADO DE LA OMS.

Declaración de la Directora General de la OMS

En respuesta a los casos de gripe porcina A/H1N1 notificados en México y los Estados Unidos de América, la Directora General de la OMS ha convocado una reunión del Comité de Emergencias para que evaluara la situación y la asesorara con respecto a las respuestas apropiadas.

El Comité, compuesto por expertos internacionales en diversas disciplinas, se ha establecido de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento Sanitario Internacional (2005).

La primera reunión del Comité de Emergencias se celebró el sábado 25 de abril de 2009.

Tras examinar los datos disponibles acerca de la situación actual, los miembros del Comité identificaron una serie de lagunas en los conocimientos actuales sobre las características clínicas, epidemiológicas y virológicas de los casos notificados y sobre las respuestas apropiadas.

En opinión del Comité, para facilitar su labor es necesario obtener respuesta a varias cuestiones concretas.

No obstante, el Comité acordó que la situación actual constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional.

De acuerdo con este parecer y lo estipulado en el Reglamento, la Directora General ha determinado que los acontecimientos actuales constituyen una emergencia de salud pública de importancia internacional.

Con respecto a las medidas de salud pública y de conformidad con el Reglamento, la Directora General recomienda que, de acuerdo con el parecer del Comité, todos los países deben intensificar la vigilancia de brotes inusuales de síndromes gripales y neumonía grave.

Asimismo, el Comité acordó que es necesaria más información antes de que se pueda tomar una decisión con respecto a la modificación o no del nivel de alerta ante una pandemia de gripe, que se encuentra actualmente en la fase 3.

 

Fuentes: cdc.gov , wikipedia.com, elmundo.es, who.int

 

5 comentarios
  1. Buenisima información.
    Gracias por las recomendaciones y saludos desde el DF

  2. Os paso algo mas de informacion del Hospital Universitario Austral de Argentina.

    Los casos de influenza que ocurren en México y Estados Unidos, la reunión de emergencia de la OMS y los estados de alarma de varios paí­ses de Latinoamérica están provocando una gran preocupación en la población.

    Lo mejor, para no caer en un falso alarmismo, es ser prudentes y estar bien informados. Consultamos al Dr. Néstor Jacob, Jefe del Servicio de Infectologí­a del Hospital Universitario Austral.

    ¿Qué es lo que se conoce como la “gripe porcina”?
    La información que hay hasta el momento no es abundante. Parece tratarse de un virus de origen porcino que se transmitió a los humanos. Estas cepas virales son conocidas como Virus de la Influenza Porcina o SIV por las siglas en inglés de Swine Influenza Viruses.
    El virus de la influenza porcina es muy similar a la humana y puede transmitirse de los cerdos al ser humano, pero luego también puede retransmitirse entre los seres humanos. La particularidad que tienen los cerdos es que habiéndose infectado de dos o tres tipos de virus, pueden recombinar genes y generar un virus nuevo, para el cual, tanto animales como seres humanos no tienen defensas (anticuerpos) frente al mismo, lo cual puede provocar un brote porque afectará a una población indefensa.
    La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que este nuevo virus serí­a del tipo A H1N1 y H3N2, pero aún necesitamos más información al respecto.

    ¿Cómo se transmite entre los seres humanos?
    La transmisión entre los seres humanos puede realizarse por contacto a través de tos, estornudo y descargas nasales.

    ¿Cuáles son los sí­ntomas?
    Lo que se conoce hasta el momento en los animales, es que estos pasan por un cuadro febril con dificultad respiratoria, tos, estornudos, descargas nasales, letargia y apetito reducido. La excreción nasal del virus puede aparecer aproximadamente a las 24 horas de la infección. Las tasas de morbilidad son altas, pueden llegar al 100 por ciento y la mortalidad es baja.

    Se ha declarado el alerta en varios paí­ses de América, ¿qué ocurre en Argentina? ¿Hay posibilidades de que se den casos de esta enfermedad?
    Hasta el momento, en Argentina no se han conocido casos de gripe porcina en humanos, y aparentemente en nuestro paí­s nunca ha habido un brote de esta enfermedad. Se sabe por los medios que fuentes del Ministerio de Salud afirmaron que monitorean la situación y que se reforzó la campaña de vacunación antigripal para personas de riesgo.

    ¿Qué medidas de prevención se pueden tomar?
    En primer lugar darnos la conocida vacuna contra la gripe. Esto es muy importante, porque de confirmarse que el nuevo virus es del tipo A H1N1 o H3N2, la vacuna contra la gripe recomendada para el hemisferio sur para el año 2009 tendrí­a cobertura para este virus; pero aún necesitamos más información sobre los estudios que se están realizando en los paí­ses afectados.
    También es importante en la prevención, las medidas de higiene personal (lavado de manos), evitar los conglomerados humanos en lugares cerrados y en situación de brotes las medidas de protección de la ví­a aérea (barbijos) puede ser un elemento de utilidad para disminuir la transmisión interhumana de este tipo de enfermedades.
    Además es fundamental la vigilancia epidemiológica de las enfermedades respiratorias. En ese sentido, en nuestro paí­s, existe el Grupo Colaborativo de Vigilancia Epidemiológica de la Gripe que coordina el Instituto Malbrán, donde se monitorea el comportamiento de los virus (Influenza y otros) causantes de infecciones respiratorias.
    Las autoridades sanitarias deberán evaluar la oportunidad y conveniencia de incrementar o reforzar los controles sanitarios de los inmigrantes en fronteras, aeropuertos y puertos.

    ¿La llegada del otoño-invierno puede favorecer la propagación de esta enfermedad?
    Por supuesto que el otoño-invierno es la etapa de mayor riesgo para las enfermedades respiratorias. Igualmente es necesario que seamos prudentes con la información, que sigamos las indicaciones de las autoridades sanitarias y que no contribuyamos a generar pánico a la población.
    Sí­ es importante insistir en la vacunación antigripal tratando de lograr una amplia cobertura en la población, especialmente de los sectores de mayor riesgo (niños, personas mayores de 60 años, personas que tengan enfermedades pulmonares crónicas, enfermedades cardí­acas, o condiciones que provoquen disminución de las defensas, personas internadas en instituciones de cuidados prolongados) y en las personas que por sus actividades pueden transmitirla a personas de riesgo (médicos, enfermeros, asistentes de instituciones de cuidados prolongados o paliativos, docentes, familiares de personas con alto riesgo). La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere la aplicación de la vacuna en forma universal.

  3. quiero saber si hay farmacos y no encuentro por ningun lado ¿conque me pueden ayudar?

  4. bueno lo mio es una pregunta estoy ase 2 dias con un fuerte dolor de cabeza y cuerpo aparte siento mi pecho muy agitado y con dolor ademas no siento hambre por lo cual no como nada ,y en la noche me vino una fuerte diarrea k no la puedo parar con nada ,tambien me ando quedando dormida a todas horas y no me dan animos de nada puede ser k me alla contagiado con la gripe porcina ? o no? claro k lo k no tengo es fiebre por favor necesito su ayuda respondanme por favor ya k estoy muy preocupada desde ya muchas gracias

  5. Eso es provocado a mi me llegaron varios e-mails con la verdad de la gripe porcina.,dicen que los gringos la pusieron en mexico para desprestijar a mexico y hacer una cortina de humo pues calderon le vendio una parte de territorio mexicano que habia al norte donde hay mucho petroleo, se las vendio a los gringos.,y tambien dicen que los 7 paises primermundistas se pusieron deacuerdo y escogieron a mexico para ponerla ahi.,pero eso alguien lo provoco y alguien de estados unidos, no salio solita la enfermedad y menos se contajia de los cerdos.

Responder